Asi como lo oyen, les cuento que sin darme cuenta me quede sin polvo compacto y no le di mucha importancia porque soy mas de usar el polvo suelto y lo podía usar mientras compraba uno nuevo. Y luego sin darme cuenta de lo poco que me quedaba, me quede sin polvo suelto.

 

Asi que tuve que imporvisar, lo primero que probe fue harina. Sip, harina de trigo. No me fue nada bien, y solo por el hecho de que el granito es muy grande para sustituir nuestro preciado polvo. Y sobre todo no me fue nada bien con el baking.

 

El siguiente intento fue, talco. El tamaño del granito de talco fue perfecto, pero quede como un fantasma de lo blanca que me veía, y además de que no es una buena combinación con la base y acentúa arrugas.

 

Y finalmente, el producto ganador y el que me salvó la vida hasta que compré otro polvo fue: la maicena. ¡Si! La maicena fue el mejor sustito para mi polvo, el detalle es que no es el mejor para baking  pero es mucho mejor que nada. En lo personal, prefiero un polvo de maquillaje, pero es un tip muy bueno para emergencias y en caso de que tengas problemas con tu cutis y requieras de algo natural sin químicos.

 

Asi que ese es el producto mágico para cuando necesitemos un sustito para nuestro polvo. Ponlo a prueba y comentame como te fue o si conoces otro sustituto para el polvo.

 

Tip:

Si necesitas oscurecer un poco el polvo en caso de que te veas muy blanca, mézclalo con cacao en polvo hasta obtener el color que desees.

 

 

 

 

Te gusto este consejo?
No te pierdas ninguno!

Te avisaremos por correo cuando tengamos nuevos tips de belleza


Deja un comentario